Últimas Noticias de Ingeniería
Inicio » Estructura » Clasificación de los Edificios por su Pirorresistencia



Clasificación de los Edificios por su Pirorresistencia

Edificios por su PirorresistenciaAunque en los reglamentos de construcción se clasifican los edificios según su tipo de ocupación y construcción, no existe una norma universal acerca del número de tipos de ocupación o construcción. El National Building Code (NBC) estadounidense, patrocinado por la National Conference of States on Building Co- des and Standards, registra nueve tipos de ocupación o uso y siete tipos de construcción. En el reglamento del Building Officials and Code Administrators International, Inc. (BOCA), se registran 17 tipos de ocupación o uso y 10 de construcción.

El reglamento de construcción de la ciudad de Nueva York contiene diez tipos de ocupación o uso y un total de 19 subtipos, más dos tipos de construcción con un total de 10 subtipos. Los nueve tipos de ocupación del NBC están tabulados en la tabla 3-4, con sus cargas pirógenas aproximadas. Esta tabla puede servir como guía; sin embargo, en cada proyecto específico es imprescindible consultar el reglamento aplicable. En los reglamentos no se relaciona el peligro para la vida humana con la carga pirógena real del inmueble, sino que se maneja a través de requisitos de salidas de escape, acabados interiores y ventilación.

cargas pirogenas

 Los siete tipos de construcción del NBC son:

1. Construcción pirorresistente tipo A.

2. Construcción pirorresistente tipo B.

3. Construcción refractaria protegida.

4. Construcción refractaria no protegida.

5. Construcción de madera gruesa.

6. Construcción ordinaria de madera.

7. Construcción de entramado de madera.

 

La pirorresistencia necesaria varía desde cuatro horas en los muros de carga exteriores y columnas interiores de la construcción pirorresistente tipo A, hasta una hora en muros y cero horas en columnas de la construcción de entramado de madera.

El tipo de construcción influye sobre el diseño del sistema de protección a través de los requisitos que exigen que los elementos estructurales, así como el contenido del edificio, estén a salvo.