Últimas Noticias de Ingeniería
Inicio » Noticias » Realidad del centro educativo

Realidad del centro educativo

A través de estos ejemplos, podríamos pensar que se trata de una metodología de trabajo eficaz, pero puede resultar autoritaria o deslocalizada de la propia realidad del centro, de lo que se derivan algunos inconvenientes:

–       Impersonalidad en las relaciones laborales. Hay una marcada diferencia entre el grupo de profesores y la directiva del centro en cuanto a relaciones laborales. Al darse una estructura jerarquizada, nos damos cuenta de que cada uno realiza su trabajo: el director es el que manda, el secretario el que  firma, el jefe de estudios el que organiza… Y se da esta organización sin que estos profesionales interaccionen entre ellos, no comparten ideas ni conocimientos y cada uno hace su trabajo sin “meterse” en el territorio de demás compañeros y compañeras.

–       Jerarquía bien establecida de la autoridad. En este sentido, vemos que la educación cuenta con una estructura piramidal, es decir, el director o directora estaría “arriba”, pero por encima del director existe una organización, que le dice qué tiene que hacer, cómo y cuándo, que le exige que siga una cierta estructura y una organización determinada para dirigir su centro, normas que tiene que acatar y llevarlo al contexto escolar en su propio centro. Una organización que desconoce el día a día del centro.

–       Rutinas y procedimientos de trabajo estandarizados en guías y manuales. Este aspecto se podría considerar como una herramienta útil, sin embargo, no siempre lo es, pues al haber un cierto trabajo estandarizado y estructurado por otros, significa que nos debemos ceñir a ese guión, lo que significa que estaremos limitados dentro de esa estructura, restando opción a establecer nuevos procedimientos o actuar de formas que se consideren más oportunas.

–       Ignora el contexto social-cultural. Esta es sin duda la mayor desventaja de este modelo. Si se trabaja en un centro, lo importante es establecer relación con el contexto sociocultural del mismo, es decir, atender a las familias y a sus necesidades en cuanto a la escolarización de sus hijos se refiere, a la comunicación entre docentes y familias, a la atención a la diversidad que nos podamos encontrar en las aulas, etc.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. política de cookies